MONUMENTO NATURAL
SALAR DE SURIRE

Una maravilla natural en Parinacota: el Monumento Salar de Surire

Uno de los paisajes más bellos y representativos del extremo norte de Chile se encuentra a más de 4 mil metros sobre el nivel del mar. Conoce más de este destino imperdible de Arica y Parinacota.

 

El monumento natural Salar del Surire es una de las áreas silvestres protegidas más importantes y reconocibles del extremo norte de Chile, siendo incluso parte de la ilustración del billete de mayor denominación del país. Se extiende a través de 11.298 hectáreas en zonas de salares y ecosistemas de altura.

Se caracteriza por tener un gran número de lagunas someras de variados tamaños y los ríos Surire y río Blanco. Presenta una alta oscilación térmica, alcanzando los -15ºC en la noche y los 5ºC durante el día, con una precipitación promedio anual de 250mm. Colinda al norte con la Reserva nacional Las Vicuñas y es actualmente administrado por Conaf.

Monumento Natural Salar de Surire en imágenes

Acerca del Monumento Natural Salar de Surire

Se caracteriza por tener un gran número de lagunas someras de variados tamaños y los ríos Surire y río Blanco. Presenta una alta oscilación térmica, alcanzando los -15ºC en la noche y los 5ºC durante el día, con una precipitación promedio anual de 250mm. Colinda al norte con la Reserva nacional Las Vicuñas y es actualmente administrado por Conaf.

El Monumento Natural Salar de Surire fue creado en 1983, bajo el Decreto Supremo Nº29 del Ministerio de Agricultura, formando parte integral de la Reserva de la Biósfera Lauca. Perteneciendo originalmente al Parque Nacional Lauca, una vez que este se redelimitó, adquirió su condición de Monumento Natural, manteniéndose hasta hoy bajo condiciones de protección, educación e investigación.

Su nombre proviene del aymara y significa “abundancia de suri”, un tipo de avestruz. El salar no cuenta con senderos de excursión ni de interpretación ambiental, pero sí con un camino principal habilitado y una zona de camping cercana a las termas de Polloquere.

Las características del Salar de Surire son ideales para quienes deseen disfrutar del contacto con la naturaleza, en medio del altiplano. El lugar está especialmente recomendado para quienes disfruten de la observación de aves, también llamada ornitología.

El excursionismo es otro de los panoramas, especialmente para los entusiastas del reconocimiento de la fauna. Además, cerca de las aguas termales de Polloquere, existen dos sitios para acampar, aunque no cuentan con infraestructura. Estos se encuentran a unos 16 km de la guardería de Conaf.

Si bien la entrada al parque es liberada y se puede acceder durante todo el año, es importante considerar las siguientes recomendaciones:

  • El nivel de altura del lugar impide realizar ejercicios bruscos, por lo que se recomienda moverse lentamente y con precaución.
  • Se debe utilizar ropa de abrigo para enfrentar las bajas temperaturas, elementos para la protección solar y beber abundante agua, para mantenerse hidratado.
  • El monumento se encuentra abierto de 8:30 a 18:00 horas de lunes a domingo, y es necesario llegar en vehículos de doble tracción, recordando que no hay bombas de bencina en el camino.
  • Para acceder, se debe tomar la Carretera CH-11 y luego tomar la Ruta A-235.

La flora y fauna del Salar es diversa, debido en parte a las muchas fuentes de agua. La más frecuente es la tola Fabiana Densa, que se puede encontrar en la precordillera a partir de los 3.000 metros sobre el nivel del mar, la paja brava desde los 4.000 m.s.n.m. y el bofedal.

El paisaje del lugar, además de las lagunas, se compone por las cumbres que le rodean, entre las que destacan el Arintica y el Puquitinca, mientras que el Cerro Oquecollo se encuentra al centro del salar.

Durante ciertas épocas del año, el poco viento permite que los espejos de agua reflejen las cumbres del sector.

En cuanto a la fauna del lugar, esta destaca por la presencia de tres especies de flamencos de las seis que existen en el mundo. Se trata del flamenco chileno, el flamenco de james y el flamenco andino, las que toman su color rosa característico de los micro crustáceos que capturan en las lagunas. Junto a ellos pueden encontrarse quirquinchos o armadillos de la puna y tarucas, los huemules del norte.

Hasta el salar llegan especímenes del pato juarjual, la gaviota andina y, por supuesto, los suris o ñandúes, quienes dan nombre al lugar. Camélidos silvestres como las vicuñas y domésticos, como alpacas y llamas, se observan pastando en los alrededores.

ALTIPLANO DE ARICA Y PARINACOTA:
MONUMENTO NATURAL SALAR DE SURIRE

Planifica tus actividades

Programa Transforma Turismo y de Naturaleza en Entornos Patrimoniales de la región de Arica y Parinacota

Playa Chinchorro Kayak

Te esperamos

Nos estamos preparando para recibir tu visita y que disfrutes una experiencia única y segura.
Suscríbete y recibe información, consejos y promociones para tus futuros viajes.

Ir al contenido