Es una playa del océano Pacífico, ubicada al sur del espacio urbano de Arica, a unos 12 kilómetros del centro cívico de la ciudad. Es una playa no apta para nadar, debido a que no existen las condiciones de seguridad mínimas.